La Prostitución no es el Oficio más antiguo del mundo

¿Por quién decimos que la prostitución es el oficio más viejo del mundo?”

 

En un interesante artículo, firmado por Justo Barranco, que casi permanece oculto en LA VANGUARDIA, tanto en su edición electrónica como en la de papel, leo: “¿Por quién decimos que la prostitución es el oficio más viejo del mundo?”Al principio casi mecánicamente y de manera transversal sigo el texto que a primera vista parece un conjunto de párrafos bien estructurados, para llenar espacios y huecos del verano, digno de haber estado incluido en los contenidos de la inefable revista de bolsillo “Selecciones del Reader´s Digest” de los años 80 del siglo pasado, llamada comúnmente “Selecciones” y posteriormente a su lectura, constato dos cosas.

La primera que la Revista sigue en activo, aunque ahora en formato electrónico, al menos así lo parece y después que el trabajo periodístico me gusta, ya que, sin comprometerse el autor, lanza retos históricos dignos de ser seguidos, recorriendo amenos textos antiguos, aderezados y provocados por la tranquilidad y reposo que genera el estío.

 

Vayamos primero a la vetusta, añeja y entrañable revista “Selecciones”. Apareció por la España de Franco sobre el año 1952 en castellano, aunque el génesis de la revista procede de Estados Unidos, en donde se creó en 1922, de la mano de Dewitt Wallace. Su contenido siempre se ha gestionado derivado de escogidos relatos de la revista original norteamericana, con añadidos de temas locales, siempre resumidos o reimpresos de otras revistas, con un abanico de aperitivos de aforismos, chistes y anécdotas con un matiz claramente conservador y defensor de los valores tradicionales de la familia. Vale decir que con cariño y espíritu bibliófilo abierto, he guardado una decena de ejemplares de esta revista en mi biblioteca.

Volvamos ahora al articulo en sí. Justo Barranco atribuye tangencialmente al Hermano Rudyard Kipling, (del que supongo que ignora su calidad de iniciado y masón) una connotación imperialista y euro centrista (Válgame Dios o el Gran Arquitecto del Universo). Y vehicula una antigua leyenda hindú que narra la vida de una prostituta india de nombre Lalun, mentada por Kipling, para asociarla con una tatarabuela suya bien conocida -esta si- de nombre Lilith. Lo más interesante del articulo es este tramo que aquí cito:

Efectivamente, de nuevo el mundo del Génesis, mezclado esta vez con el de la antigua Babilonia y con el misticismo de la cábala. Porque Lilith, de la que muchos grupos feministas toman hoy su nombre por su libertad, habría sido según mitos judíos de hace ya tres mil años, la primera mujer, antes que Eva. Una mujer a la que Dios creó a la vez que Adán, y no de su costilla. Y que, por eso, se negó a servirle, ya que se consideraba una igual. La cosa no acabó bien. Ella dio el portazo del Edén pronunciando el nombre de Yahvé. Adán se quejó amargamente y Lilith fue condenada. Y Dios creó a la más sumisa Eva.”

En los tres bloques de que consta el Génesis (Orígenes, Ciclo Patriarcal y Ciclo de José) en los textos en que se narra El Pecado, con los protagonistas de los mismos Eva, la Serpiente y la Manzana, no aparece ninguna relación con la prostitución, el misticismo de la Cábala y demás artilugios pseudohistoricos que conforman un “Totum Revolutum”, en que incluso aparece el Fausto de Goethe (otro masón), en La noche de Walpurgis en la que se reproduce un descenso a los infiernos.

Pero la trama a la que nos introduce con maestría de Encantador de Serpientes Barranco es la de rememorar escenas mitológicas de Lilith en el Poema de Gilgamesh, y el protagonismo de esta en la mitología hebrea en la que se nos aparece como la primera mujer expuesta en la interpretación rabínica del Génesis, y algunas sugerencias mas.

Pero la de demostrar que la Prostitución es el “Oficio más viejo o antiguo del mundo, nada de nada. La confusión llega con los alegatos finales del articulo:

De ahí llegaría a Kipling, a quien, en su cuento, Lilith y la prostitución de Lalun le sirven para justificar el imperialismo: “En los pueblos de Oriente la profesión es hereditaria y no hay problema, eso demuestra de manera palmaria que Oriente es incapaz de gobernarse a sí mismo”

Como la mayoría de los tópicos ése que sostiene que la profesión más antigua del mundo es la prostitución es falso. Mucho antes de que las prostitutas poblaran el planeta otra profesión anatómicamente relacionada –por el conducto uterino, concretamente- se abría paso entre los humanos: la comadrona. La complejísima forma de parir de las hembras humanas hace prácticamente imprescindible la ayuda de terceros para que la madre y su hijo logren sobrevivir, de modo que la figura de la partera puede que ya existiera hace 1,6 millones de años.

Pero esto ya es harina de otro costal, y de otro articulo.

Josep-Lluís Domènech Gómez

 

Impactos: 39